Apuntes de Cátedra / Eje: La Comunicación Visual: “diseñar es comunicar”.

miércoles, 26 de agosto de 2009

Apunte: INTRODUCCIÓN A LA LÓGICA VISUAL


Este apunte es el primero de una serie que trata de exponer algunos aspectos de la lógica visual desde el punto de vista del diseño.

En esta serie se tratan temas tan interesantes para el diseño y la comunicación visual como:

· El Principio de Jerarquía
· El principio de Coherencia
· El principio de Significado
· El principio de Organización
· El principio de Funcionalidad


En todos los apuntes se hace énfasis en su posible aplicación a la creación de imágenes y a la comunicación visual, sobre todo cuando participan diferentes elementos, como gráficos, textos, ilustraciones o fotografías.


Introducción

Todos sabemos o damos por hecho que hay una lógica en lo que vemos y en cómo vemos. Una lógica que abarca múltiples facetas y se proyecta a todo tipo de situaciones.

Hay una lógica, por ejemplo, que relaciona los rasgos faciales y la atribución de sexo. Una lógica que puede presentar sesgos diferentes según las culturas pero que se basa en atributos específicos de la especie humana, necesarios para la reproducción.

De manera similar sucede con el reconocimiento de la edad. De alguna manera aprendemos a distinguir los rangos de edades que nos rodean. E incluso un niño de pocas semanas parece darse cuenta de la presencia de otros niños y reacciona de manera diferente con ellos y con los adultos.

Hay una lógica en esto, rasgos identificables, elementos que podemos aislar y conceptuar.

Por la misma razón sabemos que muchos carteles de señalización de carreteras carecen de toda lógica, y que no es razonable que tras una señalización que indica "Ciudad de Buenos Aires" en un cruce, en el siguiente desaparezca esta referencia y en su lugar, entre muchas, aparezca "Parque Chas". Miles de personas ignoran que Parque Chas es un barrio de Buenos Aires, y aunque lo supieran es posible que no quieran ir ahí. ¿Qué lógica puede tener la decisión que tomemos?
No es lógico identificar una ruta como "14" durante cinco carteles y sin previo aviso pasar a denominarla "12" en los siguientes. Tampoco es lógico que una misma carretera pueda tener hasta 3 identificaciones distintas en diversos tipos de señales, que se usan de manera caprichosa.

Que existe una lógica en numerosos aspectos de la visión y la comunicación con imágenes es, pues, indudable. Que se ponga en práctica, o simplemente que se estudie, es ya otra cosa.

Algunos aspectos de la lógica visual comparten zonas de referencia con otros tipos de lógicas que atañen al ser humano. Por ejemplo: tener una idea "elevada" de algo o decir que una persona ha llegado "muy alto" tiene connotaciones positivas en el lenguaje coloquial. Al contemplar una imagen como la siguiente se genera una jerarquía visual que también tiene que ver con la altura.




Ciertamente, la letra "M" no tiene la misma importancia en la imagen que, digamos, la letra "G" de la segunda fila comenzando por abajo.

La lógica visual es importante para la comunicación visual y para el diseño, principalmente, porque atañe a la relación que se establece entre las cosas que vemos o que forman parte de un mensaje.


Por ejemplo, en la imagen siguiente hay "algo" que une determinadas cosas y separa otras. Y lo sabemos incluso sin saber lo que dicen las supuestas líneas de texto.

Ese "algo" es el color, que actúa como elemento análogo en formas separadas. Y la analogía lleva consigo una relación de familiaridad. Se presenta como un elemento "lógico" que podemos usar y controlar para comunicar mejor.

Si ese mismo elemento experimenta variaciones, como en la imagen anterior, comprendemos de manera inmediata o casi inmediata cuál es su nuevo funcionamiento y qué tipo de cambios han sucedido.
El nuevo orden visual nos entra por los ojos con la naturalidad que es propia de toda buena comunicación.


La lógica visual habla también de nuestra propia mirada. Porque las estanterías sobre diseño están llenas de libros que propugnan que, al mirar un campo visual, nuestros ojos siguen trayectorias prestablecidas, en forma de Z, de diagonal, etc, sin considerar para nada ni los intereses del que mira ni lo que haya en el campo visual. E incluso hay quien se convence de que ante una imagen como la reproducida más abajo, del fotógrafo Jeanloup Sieff, primero se fija uno en la esquina superior izquierda, luego se desplaza hacia la derecha sobre el horizonte, para dejarse caer después por la diagonal para...



... ciertamente, no sabemos para qué, pero quien siga semejante trayectoria ocular siempre o casi siempre debería acudir a un oculista o a un psiquiatra.


Lo cierto es que el significado de las cosas que tenemos ante nosotros, la importancia relativa que tienen en cada momento para el observador, influye de manera decisiva en la trayectoria de nuestros ojos. Y es lógico que así sea en un mundo lleno de cosas reales que nos interesan porque pueden sernos de provecho, o peligrosas, o tantas otras razones.


La lógica de los significados visuales es una herramienta poderosa en manos de un buen diseñador, y con ella logrará comunicar de manera rápida, segura y clara.


Evidentemente, los apuntes que siguen no tratan de agotar los temas que tocan. Pero si consiguen plantearlos, o al menos eso pensamos. Todos ellos se basan en una estructura similar:
  • Primero se desarrollan los aspectos teóricos, ilustrados siempre que se ha considerado necesario o ha sido posible.
  • Luego se comentan algunos ejemplos.

Estos no han sido seleccionados por su vistosidad sino con criterios funcionales de temática y variedad.

1 comentarios:

Wilson dijo...

I recently came accross your blog and have been reading along. I thought I would leave my first comment. I dont know what to say except that I have enjoyed reading. Nice blog. I will keep visiting this blog very often.


Margaret

http://cardrawing.net